LOADING

Sigueme en

Sicario
4 mayo, 2017|Sin categoría

Sicario

Sicario

De estatura media, recio de expresión, nunca reía. De hecho, a su corta edad no había hallado ningún motivo para hacerlo.

Los niños del barrio jugaban fútbol cuando Enrique vio que se aproximaba.

–Miren –dijo cauteloso–, ahí viene el Búfalo, ¿qué tal si aviento el balón para allá y todos huimos de aquí?

–¡Sale! –respondieron nerviosos el resto de los chicos y en segundos se esfumaron.

Sin Comentarios
De tránsito
19 abril, 2017|Sin categoría

De tránsito

De tránsito

El vestido azul a cuadros luce tan gris y raído que hace juego con la tristeza que lleva estampada en el semblante la pequeña Toñita. Ahora, sentada sobre la arena de la playa, la brisa del atardecer le vuela el vestido obligándola a sujetarlo con las rodillas.

–Pepe, –pregunta a su hermano–, ¿tú sabes cuándo será mi cumpleaños?

Sin Comentarios
Una tregua para “La Tregua”
11 abril, 2017|Sin categoría

Una tregua para “La Tregua”

Una tregua para “La Tregua”

Página suelta del diario de Martín Santomé. La Tregua, Mario Benedetti.

Una gran disculpa, amigo Mario Benedetti. Estoy consciente de que mi atrevimiento esta vez no distinguió fronteras. Fue inevitable. No sé si a usted le pase igual que a mí, pero siento una gran angustia, un remolino en el estómago por los huecos que dejaron las páginas no escritas de “La Tregua”.

Sin Comentarios
Las tres cartas de Don Carmelo
24 marzo, 2017|Sin categoría

Las tres cartas de Don Carmelo

Las tres cartas de Don Carmelo

El agua tibia de la regadera cae sobre su nuca y en esa posición permanece un momento en busca de relajación. Ha sido una ducha prolongada, pero no ha servido de mucho. La depresión sigue punzando. Se seca con sutileza y poco a poco va dejando que la toalla descubra su desnudez.

Sin Comentarios
Abducción
15 marzo, 2017|Sin categoría

Abducción

Abducción

Los principales clientes del señor Fernando Robledo se encontraban en Morelia por lo que continuamente visitaban la ciudad y, como en esta ocasión, la familia aprovechaba para quedarse de fin de semana y el domingo, volver a Querétaro.

Sólo que ahora, todo sería diferente y no existía poder humano de que alguno de los Robledo lo sospechara.

Sin Comentarios
5 / 100
1 2 3 4 5 6 7 20
Regístrate y recibe las primicias de Andares
Alejandro Mier
"Mis Andares, no son más que historias de esas que escuchamos a diario y que por creerlas de interés o que aportan algo en este loco afán de tratar de entender el comportamiento humano, me parecieron dignas de dejarlas por escrito. Te aseguro que después de leer algunos de mis Andares, notarás que tú también tienes muchas historias que merecen contarse... si las quieres compartir, son bienvenidas! Por lo pronto, será un placer encontrarte... en los Andares de la vida".
Categorías
  • No hay categorías