LOADING

Sigueme en

De mecha corta
25 enero, 2016|Policiacos

De mecha corta

De mecha corta

Cuando Rolandito salió a la tranquila calle rebotando su pelota, se alegró de encontrarse a una niña de su edad.

-Hola, -le dijo sonriente, -quieres jugar «cachi bol».

-¡Sale! ¡Me encanta el «cachi»! -Festejó Paty.

Pronto nació una alegre amistad y en cuanto llegaban de la primaria, se asomaban por las ventanas que daban a sus jardines para hacerse una señal y correr al encuentro.

Sin Comentarios
El número 68
18 octubre, 2015|Policiacos

El número 68

El número 68

Cada día, cuando don Hipólito Reina salía a la calle, pensaba que al mundo no le caería mal una manita de pintura para darle vida a ese tono gris que solía lucir. Sin embargo, la mañana del lunes primero de agosto vio un cielo reluciente, claro y sin nubarrones. Había tenido un fin de semana excepcional y aunque quisiera, no podía ocultar su felicidad.

Sin Comentarios
La primera víctima
23 septiembre, 2015|Policiacos

La primera víctima

La primera víctima

-Con que tenemos una nueva víctima, ¿eh?

-Así es detective. -Contestó el oficial.

Robledo continuó por el pasillo rumbo al cuarto del motel donde ya se aglutinaba la prensa.

-¡Ramírez! ¿Qué hacen todas estas personas aquí? ¡Sáquelas inmediatamente!

-Pero, jefe, es la prensa…

Sin Comentarios
El portero de la muerte
19 agosto, 2015|Policiacos

El portero de la muerte

El portero de la muerte

El detective Tony Salazar descendía por la carretera de Toluca rumbo al Distrito Federal cuando por la zona de la Marquesa, a escasas dos curvas delante de él, alcanzó a ver como se colisionaba un carro. De inmediato tomó su radio y reportó que él acudiría al percance. Pisó el acelerador y dejó que su orgullo, un brioso Barracuda modelo 1967, lo trasladara velozmente.

Sin Comentarios
Tráfico de órganos
4 agosto, 2015|Policiacos

Tráfico de órganos

Tráfico de órganos

Lucio fue regordete desde que en su juventud sus preferencias emocionales se inclinaron más hacia los video juegos y la computadora. Era un experto nato en ese tema y aunque sus pocos amigos jamás lo buscaban para compartir una fiesta, una tarde de cine o presentarle a una chica, él bien sabía que sólo bastaba a que saliera al mercado un video juego nuevo o que llegara la época de exámenes, para que recurrieran a él. “Tú eres el mejor rastreador de Internet”, le decían y aunque eso no lo convencía para ayudarlos, la pizza y la comida chatarra que acompañaba las frases de halago, si cumplían su cometido.

Sin Comentarios
5 / 104
Regístrate y recibe las primicias de Andares
Alejandro Mier
"Mis Andares, no son más que historias de esas que escuchamos a diario y que por creerlas de interés o que aportan algo en este loco afán de tratar de entender el comportamiento humano, me parecieron dignas de dejarlas por escrito. Te aseguro que después de leer algunos de mis Andares, notarás que tú también tienes muchas historias que merecen contarse... si las quieres compartir, son bienvenidas! Por lo pronto, será un placer encontrarte... en los Andares de la vida".