LOADING

Sigueme en

Ángel
31 octubre, 2016|Historias de vida

Ángel

Ángel

Ángel del desamparo abre los ojos y se sabe solo. Tiene meses de nacido, pero es viejo en emociones. La vida le ha enseñado que llorar no llama la atención de nadie. Los días sin alimento y la desnutrición lo mantienen muy débil, pero no lo suficiente para no sentir en su espalda la humedad del piso.

Sin Comentarios
Seguro de vida
20 octubre, 2016|Traición

Seguro de vida

Seguro de vida

Al entrar al bar “El Pirata”, Polo Gardoqui echó un vistazo a las primeras mesas y no vio a ninguno de sus amigos, así que se aproximó a la barra y le gritó al hombre que atendía:

-¡Hey, Chino! ¿No ha llegado la palomilla?

-No, todavía es temprano, apenas van a dar las diez.

-Es cierto. Bueno, invítame un vodka tonic para ir abriendo boca.

Sin Comentarios
El cómplice
17 octubre, 2016|Traición

El cómplice

El cómplice

Como cada viernes por la noche, Roberto se encontraba preparando la clase que tenía que impartir en su grupo de los sábados. Era en verdad dedicado y disfrutaba entregarse por completo a su familia y a dar cátedra. Uno de los pocos gustos personales que se daba era jugar ajedrez y aunque jamás se lo había confesado a nadie, estaba convencido que poseía una intuición muy aguda para saber, no sólo el siguiente movimiento de su contrincante, sino hasta las dos o tres próximas jugadas. Era un experto en descubrir lo terriblemente predecible que resultaba la especie humana.

Esa noche, cuando estaba a punto de terminar de pasar sus apuntes, sonó el teléfono.

Sin Comentarios
Eclipse
13 octubre, 2016|Historias de vida

Eclipse

Eclipse

“Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre. Dios, padre mío, nunca podré terminar de agradecerte el que me hayas puesto en el mismo sendero que a Celeste. Es el milagro más grande con que se puede bendecir a un ser. Gracias mi señor. Amén”.

Sin Comentarios
5 / 104
Regístrate y recibe las primicias de Andares
Alejandro Mier
"Mis Andares, no son más que historias de esas que escuchamos a diario y que por creerlas de interés o que aportan algo en este loco afán de tratar de entender el comportamiento humano, me parecieron dignas de dejarlas por escrito. Te aseguro que después de leer algunos de mis Andares, notarás que tú también tienes muchas historias que merecen contarse... si las quieres compartir, son bienvenidas! Por lo pronto, será un placer encontrarte... en los Andares de la vida".